Table of Contents

  1. La subasta
    1. Día 1
    2. Noche 1
    3. Día 2
    4. Día 3
    5. Noche 3
    6. Día 4
    7. Noche 4
    8. Final
    9. Botín:

La subasta

Es un mozo sudoroso y jadeante el que te entrega la carta. Se queda en la puerta, secando su frente con el dorso de la mano, con la respiración acelerada de subir las escaleras, y no puedes sino observar lo humilde de su ropa. El muchacho se ajusta la gorra sobre la frente, se sorbe los mocos con ruido y pronto caes en la cuenta de por qué espera, con los dedos tamborileando sobre su pierna. Dos monedas tintineantes, que se mete con rapidez en el bolsillo, hacen que te dé las gracias y desaparezca tan rápido como ha venido, dejando en tu mano una carta y en tu cabeza una duda.

El sobre está blanco, impoluto, vacío de toda marca, excepto tu nombre, plasmado con exquisita caligrafía en la parte frontal. Ni sello, ni dirección, ni marcas que delaten al remitente.

Cierras la puerta, te acercas a la ventana en busca de la escasa luz que el día nublado presenta, y abres el sobre. El papel, doblado en tercios, es de buena factura, tan blanco como el envoltorio, pero lleno de una escritura delicada, apretada en rectos párrafos de la misma caligrafía que la del sobre.

Tus ojos comienzan a recorrer las líneas …

Mr. Ernest Dockingshire Elm Street, 137 Arkham, MA

Estimado asociado:

Lamento dirigirme a usted de manera tan precipitada, e incluso brusca, que no corresponden a la educación y cortesía que se esperan de un caballero de Nueva Inglaterra. La premura, sin embargo, está justificada, y me veo en la obligación de requerir de nuevo de su tiempo y sus habilidades, por motivos que le explicaré más adelante.

Sus compañeros han sido avisados también, recibiendo la misma misiva que usted, y les espero a todos en mi casa, el Domingo 17, a las cuatro de la tarde, donde les serán dadas todas las explicaciones pertinentes. Confío en su discreción y su buen hacer, pues el tema que nos acontece es delicado y no conviene que rumores de esta reunión lleguen a oídos de nadie.

Por supuesto, cubriré sus honorarios profesionales de manera generosa, y confío en que la promesa de un futuro más iluminado y sin sombras le ayude a tomar una decisión.

Suyo,

Mr. Ernest Dockingshire”

Maldita sea” piensas, mientras intentas detener el temblor de tus manos …

Día 1

Inicio: El señor Ernest Dockingshire, junto con el Profesor Henry Armitage, director de la biblioteca de la Universidad de Miskatonic, convocan a los personajes para encargarles una tarea. Consiste en adquirir dos objetos, la daga de Leng y los pergaminos de Dum Pa, en una subasta que se celebrará en un par de días, en la sala de “Rochester and Sons”. Para ello, les proporciona 1000$.

Subasta: Los PJs se dividen en dos grupos, y se sientan separados, para un mejor control de la subasta, mientras que el señor Sagdeneux (Jorge) se aposta en la entrada, controlando a la gente que entra: qué visten, llevan coche, van acompañados, etc.

En la sala, Myriam Meryweather se sienta junto al personajes de Juanjo (del cual no recuerdo el nombre, lo siento), al que da palique sin contemplación. La mujer, una señora de mediana edad, viuda, le hace un somero repaso de la gente que suele frecuentar esos eventos. Le habla de Johan Stensson, un anticuario, y de Nathaniel Johns, un coleccionista que vive en las afueras de Boston. También se fijan en la presencia de una mujer joven, rubia, elegante, que viste un traje color crema, y de otro personaje, vestido con un traje eleganto, bigote poblado y edad mediana.

Los tres primeros objetos son subastados con rapidez. El cuarto lote, la daga de Leng, es más peleado, con pujas de varios asistentes. Los PJs se dan cuenta de que la mujer rubia y el caballero con bigote y traje no se “pisan” las pujas, lo cual puede significar que forman un equipo. Finalmente, Myriam Meryweather obtiene la daga por 1600 $. Algunos de los PJs intentan seguirla a la sala donde la mujer va a obtener su botín, pero son disuadidos por uno de los guardias apostados. Myriam Meriweather le entrega su tarjeta al personaje de Juanjo, para que algún día le haga una visita.

Muerte en la subasta: La presentación de los pergaminos de Dum Pa se retrasa, y se escucha un grito en una de las salas. Algunos de los PJs acuden a la sala, para encontrar dos cadáveres, ambos degollados, y uno de ellos con un corte vertical que le va desde la ingle al esternón. Hay un charco de sangre en el suelo, y se pueden ver una par de huellas diferentes: una de una bota pequeña, y otra de un pie pequeño, algo deformado. Una caja vacía revela que alguien ha robado los pergaminos. Las pisadas se dirigen hacia otra puerta que da a un pasillo, que finalmente desemboca en un callejón. Descubren que las huellas suben por una pared, aprovechando un canalón pegado a la pared de un edificio cercano. Algunos de los PJs salen al callejón y buscan algún otro rastro de los asaltantes, incluso subiendo por unas escaleras de incendio hacia el tejado.

Dos detenidos: La policía hace acto de presencia. En el interior de la sala de subastas, proceden a preguntar a los presentes. Alguno de los presentes es capaz de escuchar que el asesinato es parecido al que sucedió hace un par de meses en Cape Cod. En el exterior, pillan al personaje de Juanjo y al de Ricardo subiendo por las escaleras de incendios. Proceden a darles el alto, cosa que Ricardo hace, pero Juanjo no. Al final, ambos son detenidos y llevados a comisaría. Tras unas horas de interrogatorio, son dejados en libertad, ya que hay multitud de testigos que los sitúan en la sala cuando se descubren los cadáveres. Eso sí, se llevan dos guantazos bien dados de parte de la policía.

Noche 1

Evenham Street (Myriam Meryweather): A eso 23:00, los detenidos son liberados, y acuden al hotel, donde el señor Willowfrost (Carlos) mantiene una infructuosa y frustrante conversación teléfonica con Dockingshire. Una vez reunidos todos, acuerdan ir a la casa de Myriam Meryweather. Cuando acuden, descubren que hay un cristal roto en la puerta de atrás. Enganchando en el cristal, se ven unas fibras de color crema. Los PJs buscan por la casa.

Cadaver Meryweather: En el dormitorio encuentran el cadáver atado a las cuatro esquinas de la cama, desnuda, con un agujero en el pecho. Le falta el corazón, y se aprecia con claridad que la herida parece estar hecha con las hojas en forma de X de la daga de Leng, de la que, por cierto, no encuentran ni rastro. En los brazos y piernas, ven extraños dibujos rituales, a los que son capaces de sacar cierto significados. Normalmente se hacen para transferir toda la energía vital al corazón, que luego será ofrecido en ritual. En el suelo encuentran marcas de cera y sal, que parecen completar un pentáculo. Abandonan la casa, no sin antes recordar que preguntaron al conserje del hotel por la dirección de una casa en la que han matado a alguien. Comienza una sana y respetuosa discusión acerca de quemar la casa, llevarse el cadáver o simplemente irse, que hace las delicias del master.

Día 2

Tarjeta Meryweather al periodista: A la mañana siguiente, Juanjo decide tirar de contactos y acude al periódico, donde puede comprobar que, efectivamente, hace dos meses, Jeremy Warrington, el heredero de una familia pudiente, es encontrado muerto, desnudo, con un corte que va desde la ingle al esternón, con los órganos extraídos, y con mordiscos en dichos órganos. También comenta que volvió hace un año (aprox) de un viaje a Asia, y que regresó algo cambiado. A cambio de la información, Juanjo le da la tarjeta de Myriam Meryweather al periodista, con la dirección de la casa, donde le sugiere que podría encontrar algo interesante.

Johan Stensson: Mientras tanto, el señor Willowfrost (Carlos) acude a la tienda de antigüedades para hablar con Johan Stensson. El hombre, mayor, no lleva bien la entrevista, afectado como está por las dos muertes. No se saca nada provechoso de esta visita.

Jeremy Warrington: Los PJs acuden a Cape Cod, y entran en la mansión abandonada de Jeremy Warrington. Todo está cubierto con sábanas y con polvo, a la espera de comprador. Los PJs encuentran un mapamundi, con una círculo sobre la zona del Tibet, y una anotación con los nombres Rennard-Thomas en ella. Con una tirada de Historia, son capaces de recordar que esa ha sido la única expedición que ha documentado la zona del valle marcada, realizada en el siglo XIX. Encuentran también la correspondencia de Jeremy, con los siguientes detalles

  • Cartas de Albert Palatti a Jeremy Warrington

    • “3 de Enero de 1917: Pues claro que te acompañaré al viaje, Jeremy. Siempre he querido ir a Asia, y más al Tibet, cuna de secretos. ¿Cómo dejaría que mi mejor amigo se fuera solo? Sin embargo, me preocupa el tema del dinero, pues yo provengo de familia humilde, y no sé si ese misterioso benefactor tuyo me incluiría a mi en dicha expedición. Por favor, habla con él, y dile que quiero ir, miéntele incluso, dile que soy historiador o algo así. Cuento contigo.”

      En la carta se puede ver tanto la dirección de Jeremy, como la de Albert (Mistletoe Boulevard, 77, 2nd)

    • “15 de Febrero de 1917: Déjame que te diga, en calidad de amigo tuyo, que ese Joe Silvestri me da escalofríos. Es natural que tú, que provienes de una familia acomodada, encuentres excitante e incluso romántico, encontrarte con uno de esos tipos duros, que no dudan en sacar un arma. Sin embargo, déjame decirte que tipos como esos, son de la peor calaña. Pero si insistes en llevarlo con nosotros a la expedición, creo que no puedo disuadirte.”

    • “2 de Febrero de 1920: Tal y como me pediste hace tiempo, he ingresado a Joe Silvestri en el sanatorio, el lugar donde debe estar. Es una pena que un hombre como él termine así, pero es mejor que el triste destino que le esperaría viviendo en la calle. Ojala Dios se apiade de su alma. En cuanto a lo otro, debemos vernos, pues temo que esos objetos malditos estén afectando a tu cordura.”

Día 3

Sagdeneux pregunta a un contacto de la policía por la mujer rubia y el caballero con traje y bigote de la subasta, sin obtener resultados. Sagdeneux llama a Dockingshire para obtener información, pero no obiene nada.

Mistletoe Boulevard, 77, 2nd: Los PJs acuden a la dirección de Albert Palatti (basado en las cartas encontradas en la residencia de Jeremy Warrington). Allí, convencen a la portera para que largue. Les deja ver el piso y les cuenta que Albert solía acudir a un garito de mala catadura, llamado “The Trapdoor“, y que a veces aparecían tipos de mala catadura buscando a Albert, que de vez en cuando lucía algún que otro moratón. En el piso encuentran boletos de apuestas.

The trapdoor: Los PJs acuden, donde hablan con el barman, que les comenta que Albert es un moroso, que no paga su deuda. Tratan de sacar más información, pero no obtienen más.

Joe Silvestri: Los PJs buscan en los sanatorios de la ciudad hasta que encuentran el que tiene a Silvestri como paciente. Es un hombre maduro, fuerte, pero sus ojos y su rostro brillan con la locura. Habla con frases inconexas. Habla del error de viajar, de ir con Jeremy, habla del chamán, sobre los horribles pigmeos que encontraron en el Tibet, a los que llama tcho-tcho. Les cuenta que ha visto cosas execrables, entre ellas, los horribles ritos. Cuando le preguntan por la daga, se echa a llorar desconsoladamente y dice que deberían haberlas dejado allí.

La subasta: Un generoso soborno les permite consultar los registros de la subasta, y descubren que la persona que vendió los objetos a la casa de subastas es Albert Pallati hace unas tres semanas.

Noche 3

The Trapdoor: Los PJs vuelven al club, donde esta vez consiguen convencer al barman para que les dé el nombre del corredor de apuestas de Albert. Tras una dura negociación, los PJs se hacen cargo de la deuda de Albert (800 $), a lo que el corredor, Marty McBug, les dice donde vive ahora Albert, una habitación alquilada en la calle Baker.

Baker street: Cuando llegan, han de forzar la puerta. Es un pequeño piso, de dos habitaciones: un comedor con muebles sencillos y un dormitorio, elegantemente decorado con la sangre y vísceras de Albert Pallati. El joven yace en la cama, con una raja que va desde el esternón a la ingle, con las vísceras sacadas y algunos mordiscos de dientes afilados en ellas.

Buscando en la casa encuentran una nota que reza: Si en algún momento quisiera vender las reliquias, envíe una carta a Dotter Creek, 14, Boston, a nombre de Cecile DeLacroix. Le aseguro un precio justo por ellas.

Encuentran también correspondencia entre Albert y Jeremy:

  • “18 de Enero de 1917: Le he enviado tu petición a nuestro misterioso benefactor, y ha aceptado en que vayas como Profesor Adjunto de Historia de la Universidad de Boston. Como ves, se han tragado el anzuelo. La única condición que nos han puesto es que vi­sitemos un extraño y alejado valle en el Tibet, del que quieren obtener un estudio pormenorizado de las costumbres de los nativos, algo que, por lo visto, solo unos caballeros llamados Rennard y Thomas han conseguido, si bien de una manera muy sucinta. Propongo que busquemos información en la Universidad sobre dicha expedición antes de partir.”

  • “2 de Febrero de 1917: He hablado con uno de los criados, un borracho pendenciero y molesto, pero al que mi padre mantiene por pena. El rufián me ha recomendado que hablemos con un tal Joe Silvestri. Dice que es un tipo duro, aventurero, que será capaz de guardarnos las espaldas allá donde vamos. Mi benefactor ha accedido, sin poner ningún tipo de pegas o trabas.”

  • “24 de Enero de 1920: Las pesadillas son cada vez peores: unos ojos me observan desde la lejanía y trato de huir, pero soy incapaz de moverme. Siento que la maldad se acerca y el miedo crece en mi interior hasta convertirse en terror. Despierto en la cama, sudando, a pesar de la nieve que cae en el exterior, con el grito en la garganta. Albert, presiento que algo viene, se acerca, y quiere hacerme pagar. Tengo miedo. Necesito verte. Quizás debería deshacerme de estos objetos malditos y retirarme un tiempo hasta que todo pase.”

En el escenario del crimen, pueden ver la pisada de una bota pequeña, con la marca “Peabody & Wildemer“.

Día 4

La zapatería: El zapatero les atiende amablemente y, al enseñarle la marca de la bota, dice que es la que vende a los obreros de la fábrica de la Genco Pura Olive Oil Company.

Universidad de Bostón: Los PJs van a consultar el informe de la expedición Rennard-Thomas. La bibliotecaria es amable, y solo hace falta tratarla bien y soltarle alguna milonga para que comente lo curioso que es que, nunca nadie había pedido ese informe, y que ahora sean dos veces las que lo han pedido en apenas un mes. Revela que la primera vez fueron dos jóvenes, uno adinerado y otro más sencillo (Jeremy y Albert), y que el último mes otro hombre, llamado Angus Doherty. Al describirlo, los PJs identifican a uno de los asistentes a la subasta (el que no se pisaba las pujas con la mujer del vestido color crema).

El informe, datado en 1897, revela información acerca de las costumbres de los tcho tcho: dientes afilados, sacrificios humanos, adoración a entes semi demoniacos, pigmeos, así como que no les impresionara demasiado ver la presencia de ingleses.

  • “Los nativos, salvajes y grotescos, casi simios en su morfología y costumbres, no parecen verse sorprendidos por nuestra presencia, a pesar de ser una tribu nunca descubierta por el hombre blanco. Insisten en decir que, en el año del Gran Eclipse, les visitó alguien a quien llaman Alí San Divi, sin duda algún mahometano, quizás extraviado de alguna expedición comercial desde el Imperio Otomano, o quizás de alguna tribu salvaje de Arabia.”
  • “Los nativos, embrutecidos por su aislamiento y la consanguinidad, no conocen el concepto de Dios todopoderoso, ni comparten las creencias animistas del resto de nativos de la zona, sino que centran sus rezos y rituales en entidades extrañas, ajenas a cualquier otro panteón que alma humana haya conocido. Sus dioses no son de este mundo, y no producen sino horror y repulsión. Alzo los ojos hacia el Señor todopoderoso y confío en que el Imperio Británico, bajo la tutela de Su Majestad, la Reina Victoria, reconduzca a estos salvajes.”
  • “Sus ritos son abominables, y aunque no lo hemos visto, afirman sacrificar a otros salvajes de otras tribus vecinas, ofrecerlos a sus impíos dioses, e incluso comentan que no todos saben igual. El chamán actúa como celoso guardián del conocimiento, y se muestra remiso a compartir con nosotros sus costumbre. Su jefe, bravucón, violento y simiesco, afirma que es capaz de obrar maravillas y portentos, pero eso solo es atribuible al aire enrarecido de estas altas cotas, al consumo de sus hierbas ceremoniales alucinógenas, o ambos.”

Dotter Creek: Los Pjs acuden a la dirección de Dotter Creek, solo para encontrar una oficina cerrada, llena de polvo. Al hablar con la portera, les dice que se vendió hace tres años, y que no sabe qué empresa la compró, pero que por ahí no pasa nadie, salvo alguien a buscar el correo, con una cicatriz en la cara.

DISCLAIMER: esta parte de la aventura no la tengo documentada, así que la reconstruiré como pueda :-/

Registro de la propiedad: Los PJs comprueban que el inmueble de Dotter Creek está registrado a nombre de una entidad privada, llamada la Logia del Nuevo Amanecer. Con un poco de investigación, los PJs descubren que la Logia del Nuevo Amanecer es una organización, como otras tantas, que se dedica al estudio de lo místico y la mejora del ser humano hacia la iluminación definitiva y que tiene como sede la Mansión Sanderson, al norte de Boston.

La Logia del Nuevo Amanecer: Los PJs deciden buscar información acerca de la logia y se sumergen en la búsqueda de libros.

  • De las sociedades místicas de Nueva Inglaterra”, 1826, Lord Pembroke, revela que la “Logia del Nuevo Amanecer”, es fundada en 1771, en Yorkshire, de la mano de Alexander Vim. Se habla también de sus objetivos de Iluminación, de conocimiento personal, de la ascensión y de otros conceptos místicos, que en aquella época se llegan a tachar de herejía en la Inglaterra de aquella época. Cuentan que la Logia es desmantelada en Inglaterra en 1790, pero que se sabe que Alexander Vim consigue escapar a la Francia revolucionaria, dónde se le pierde la pista.
  • Una tirada de Ciencia Ocultas consigue encontrar “Cultos y creencias en la Europa del siglo XIX, publicado en 1911 y con autor Oliver Maxtor, habla del desmantelamiento de la Orden mística del Nuevo Amanecer en la Francia de Napoleón. La logia parece escindirse, y hablan de que Alexander Vim huye a destino desconocido en el año 1812, mientras que su lugarteniente, Frederich Filstein, un reverendo nacido y criado en Renania, se ve obligado a huir a Prusia.
  • Una tirada de Suerte permite a los PJs establecer una relación entre el nombre encontrado en los archivos de la expedición Rennard-Thomas (Alí San Divi) con el encontrado en los libros (Alexander Vim). ¿Son fonéticamente iguales?

El almacén de Genco Pura Olive Oil Company: Los PJs acuden al almacén de la compañía que tiene cerca del puerto. En el suelo, pueden ver unas huellas de neumáticos que parecen alejarse del almacén. Entran y registran el almacén. Encuentran el cadáver de un pigmeo con agujeros de bala en una de las escaleras que lleva hasta el techo del almacén. En uno de los áticos encuentran otro cadáver de pigmeo, con un agujero en el pecho, y sin el corazón. El ático parece haber sido usado como dormitorio, pues hay restos de comida y huesos de animales que han sido mordidos por dientes afilados (como los que tienen los cadáveres de los pigmeos). En el suelo, encuentran algunos pelos cortos y negros.

Un sonido descubre a otro pigmeo, vestido con un sucio mono de obrero, tras una mesa. Los PJs le apresan y lo interrogan, apreciando que éste no tiene los dientes afilados. El prisionero les cuenta que es de origen tcho tcho, pero que nació en los EEUU. Les dice que los otros pigmeos vienen directamente del Tibet para recuperar las reliquias robadas. Habla del grupo que ha venido: han matado a dos, y se han llevado a otros dos prisioneros, mientras que otro, el chamán tcho tcho, ha logrado escapar. Les da la descripción de los asaltantes. Los PJs reconocen a uno de ellos, el hombre del bigote de la subasta. También les comenta que se han llevado los pergaminos con ellos.

Los PJs establecen las conexiones necesarias y establecen que los crímenes han sido realizados por la Logia y los tcho tcho, cada uno de ellos con un ritual diferente, y que ha habido una lucha entre ellos para recuperar las reliquias, y que ahora, la Logia las posee todas.

Noche 4

Una extraña tormenta comienza a formarse sobre Boston cuando los PJs se dirigen hacia la mansión Sanderson, situada sobre una colina que da a unos acantilados sobre el Atlántico. Cuando llegan, encuentran a las puertas de la mansión un coche, cuyas ruedas coinciden con las huellas que han visto en el exterior del almacén. Encuentras restos de sangre sobre los asientos.

Los PJs encuentran una carbonera en la parte trasera de la mansión, por la que se cuelan en el sótano. Se escuchan unos extraños sonidos por el sótano. Los PJs dan con unas celdas, casi todas vacías, menos una, habitada por su ser deforme que parece humanoide. A pesar de que intenta hablar, los PJs son incapaces de entenderle, y lo dejan allí, de momento.

En la planta baja, los PJs descubren a unos cuerpos animados, como los que recuerdan de la primera aventura, sueltos por la casa, caminando sin rumbo aparente. Los PJs son capaces de evitarlos y llegan a la primera planta de la mansión.

Mientras la tormenta comienza a desatarse, los PJs investigan las habitaciones desiertas. En una de ellas encuentran lo siguiente:

  • “21 de Junio de 1912: Dragomir me ha llevado a la habitación prohibida y por fin me ha revelado el misterio de la Orden. En la habitación duerme la momia de un poderoso hechicero, el verdadero líder de la Orden. De nombre Alexander Vim, es un mago de gran poder y conocimiento, que solo puede despertar cuando se le ofrecen sacrificios. El mago aguarda a que sus fieles sirvientes le proporcionen los corazones necesarios para el ritual, y poder despertar, desafiando así a la muerte. Dragomir me ha dicho que pronto me enseñará el ritual, pues los astros se alinean y la conjunción cósmica está cercana.”
  • “29 de Noviembre de 1913: A pesar de que hemos incrementado los sacrificios, aún no es suficiente. Alexander necesita tres corazones por cada semana que está despierto, lo cual no es suficiente. Le he propuesto a Dragomir aprovechar la credulidad de la gente, y abrir la secta a ingenuos, a los que luego podremos manipular adecuadamente. Eso nos suministraría víctimas propiciatorias …”
  • “5 de Abril de 1914: La secta funciona de manera perfecta. Cada mes acuden a nosotros varios incautos, a los que podemos manipular y drogar. Ya no tenemos que salir a buscarlos, o conformarnos con vagabundos o los deshechos de la sociedad. ¡Ahora acuden a nosotros personas normales, llenas de vida! Aun queda por solucionar el tema de la gente que pregunta demasiado, pero algo se nos ocurrirá.”
  • “19 de Abril de 1920: Dragomir está inquieto, tiene prisa por despertar de nuevo a Alexander. Con la daga en nuestro poder, no debería ser difícil prolongar sus periodos despierto. Dragomir nos asegura que, con Alexander y los pergaminos, la llegada del Maestro está más cerca que nunca, y que la inmortalidad y el poder nos aguardan. ¡Casi no puedo esperar! ¡Epherd g’tak kellerd!”
  • “20 de Abril de 1920: El ritual debe ser completado con cautela. Por lo que hemos conseguido descifrar de los pergaminos del maestro Alexander, los signos deben ser dibujados con ex­tremo cuidado para que el poder de los corazones sea puro. Solo entonces Alexander se podrá levantar con todo su poder pleno. Cualquier alteración en dicho ritual solo serviría para traer a una versión mermada de Alexander, cosa que ni él ni Dragomir nos perdonarían.”

Mientras registran, escuchan cánticos y gritos que parecen provenir de la terraza de la mansión, mientras los truenos comienzan a retumbar en las ventanas.

En otra habitación encuentran un abrigo de pelo corto y negro, con manchas de sangre. En dicha habitación encuentran una carta, que reza:

“Estimado socio:

Su reserva para la representación de ‘The King in yellow’ ha sido confirmada. Acuda al Hotel Grubview Pines, Milinocket, Maine, el fin de semana del 11 de Mayo. Tiene reservadas seis habitaciones, a nombre de Mr Peter Pink, Mr Benjamin Brown, Mr Waldus White, Mr Benedict Blue, Mr Gregory Green y Miss Bethany Black.

Suyo, otro seguidor. ”

La escena final: Los PJs acceden al ático donde, en medio de una tormenta violenta, se ejecuta un bárbaro ritual. En un altar, un cuerpo momificado parece flotar entre energías místicas, mientras a sus pies, un hombre calvo, con barba, introduce sus manos para arrancar el corazón aún latiendo de uno de los tcho tcho. El otro yace, ya muerto, a su lado. Los PJs pueden notar que la horrenda magia late en el ambiente y que el ritual parece estar cerca de su fin.

Nadie sabe cómo sucede, si alguien dispara primero, o si el chamán tcho tcho aparece antes, pero todo se complica desde entonces. Un disparo alcanza al celebrante antes de que pueda completar el ritual. La momia abre los ojos y se levanta aullando en medio de la tormenta. Disparos, cuchilladas, mordiscos, energías arcanas … tras unos tensos instantes, los PJs consiguen terminar con los fanáticos y tumban a la momia, a la que apuñalan con la daga de Leng. La momia se convierte en fino polvo que es arrastrado por la lluvia y el viento hasta perderse en el vendaval de la tormenta.

El chamán tcho tcho ha saltado desde el tejado, con los pergaminos en su poder, y corre hacia una arboleda en medio de la noche. Henri Sagnedeux se acerca al borde del tejado en medio de la tormenta, apunta su pistola con mano firme y, de un disparo certero, le revienta la cabeza al chamán, que cae fulminado. Los PJs recuperarán luego los pergaminos.

Final

Los PJs acuden a Dockingshire, donde le explican lo que ha sucedido, y le entregan los pergaminos y la daga de Leng. Dockingshire les paga generosamente.

Unos días más tarde, uno de los investigadores recibe una carta sin remitente, en la que dice:

No todo es lo que parece. No se fíe de nadie.

Adjunta lleva una carta antigua, que reza lo siguiente:

7 de Enero de 1917:

Estimado señor Warrington:

Con referencia a su misiva del 4 de Enero de 1917, en la que solicita la inclusión de un Profesor Adjunto de Historia de la Universidad de Boston a la expedición, le comunicamos que la junta ha aprobado su solicitud. Hemos ordenado que se extienda su crédito en el First National Boston Bank, y pronto serán puestos a su disposición nuevos cheques que podrá hacer efectivos para preparar la expedición.

Por supuesto, dotado de nuevos medios y personal, el ámbito de su misión ha de ser más extenso que el inicialmente previsto. La junta ha determinado que debe usted comprometerse, bajo su palabra de caballero, a extender su expedición al remoto y lejano valle del Lang Ho y estudiar a los nativos que lo habitan, pues los descubrimientos antropológicos derivados de ello prometen ser excepcionales. Para preparar su expedición a dicho valle, le recomiendo que consulte el informe de la expedición Rennard-Thomas, que encontrará en la Biblioteca de la Universidad de Boston. No es muy extenso, pero le permitirá hacerse una idea de lo que encontrará allí para preparar su expedición convenientemente.

Sin más, y agradeciéndole su disposición al avance de la ciencia y el entendimiento humano, se despide de usted:

La Asociación Atlántica de Historia

Botín:

  • 300 $ dolares a cada uno, y paga las facturas de los hospitales y ciudados correspondientes.
  • Los Manuscritos de Dum Pa: Cordura: 1d8, Mitos: +6%, hechizos: El olvido de la tumba (Crear zombie), El rito del conocimiento perdido (Resurrección), Llamar al mensajero amarillo (Llamar/Expulsar Hastur)

Published

Campaña: Hijos de un dios sin nombre

Category

rol

Tags

Contact