Resolución de acciones intermedias

Ricardo

  • Acción: Muy discretamente, y aprovechando que una representación suena a teatro y a cosas artísticas, intento indagar entre mis contactos del mundillo qué puede ser eso de “El Rey en Amarillo”.

    • Resolución: Te cuesta encontrar a alguien que sepa algo del “El Rey de Amarillo”, pero tras arduos esfuerzos, consigues que un viejo tramoyista del teatro “La Fleur de la Amarante” te cuente algo entre susurros. En el reservado oscuro de un viejo bar, y mirando por encima de su hombro, te cuenta que es una obra maldita, prohibida, que quedan pocos ejemplares de ella, pues se cuenta entre los mentideros que se destruyeron muchos de sus ejemplares debido a su horrendo contenido. “Incluso se dice, señor, que se volvieron mochales aquellos que la leían, que perdieron la mollera por leer esa obra impura. Nada bueno sale de eso, señor, y os conmino a que no sigais por ahí. Conozco a un hombre, a quien le pagaron buenos dineros por representarla en una mansión en el sur. Nadie lo vio más, señor. Mala cosa viene de ahí, mala cosa.” Poco más te puede decir ese buen hombre, y no sabes hasta que punto su confesión tiene sentido o son solo cuentos o rumores sobredimensionados.
  • Acción: Si el resto del grupo está de acuerdo, yo mandaría una petición al apartado de correos 438, para ver a qué nos invitan.

    • Resolución: Cuando leéis el anuncio, tenéis la sensación de que que os falta algo. Cuando piden que pongan “Su nombre”, no se refiere a vuestro nombre, sino que entendéis que se refiere a alguna referencia interna, a modo de contraseña. Pensáis que hasta que no descubráis a qué se refieren, quizás no sea una buena idea enviar nada.

Carlos:

  • Acción: Aunque las cosas comunales no molan, en la universidad nos van los grupos de estudio. Propongo constituir un grupo de estudio entre los miembros y miembras para los libros que tenemos. Un compañero del doctorado, de confianza, es de origen alemán y podría ayudarnos con la traducción.

    • Resolución: Cuando tu amigo alemán lee las inscripciones, pone cara de asco y repulsión. La traducción de las anotaciones en los márgenes son las siguientes: “Esto es relevante para mis planes”, “¿Anulan la voluntad o la doblegan a la de otro?”, “Si pudiera hacerme con una legión de seguidores, nadie de la Logia podría detenerme”, “La receta está mal, necesita más hojas”, “No funciona en animales”, “Necesito muchos para Su regreso. ¿Llegaré a tiempo?” y “Se dejan acuchillar sin gritar, con ojos vacíos y expresión muda. Son perfectos.”
  • Acción: Investigar (sin levantar sospechas) el apartado de correos del congreso. Seguimiento en la oficina de correos para ver quien lo recoge, cuando, etc. Si hay oportunidad de algun sobornillo al funcionariado, perfecto, pero tiene que estar muy claro que se puede porque es delito federal.

    • Resolución: Poco tiempo sacas de tu apretada agenda para poder investigar el apartado de correos. Puedes acercarte uno de los días a Boston, pero después de estar un rato dentro de la oficina de correos, el empleado comienza a mirarte con sospecha. Sales fuera, observas a la gente entrar y salir, pero no puedes determinar si alguno de ellos accede al apartado de correos 438. Decides que lo más sensato es darle una propina a unos chicos que juegan en la calle, y que investiguen ellos. La vía del soborno ni te la planteas. Unos días más tarde, los chicos te comentan que vieron a un hombre abrir la casilla 438, sacó un sobre que se echó al bolsillo, y salió de la oficina. Le perdieron la pista cuando subió a un coche y desapareció en las calles de Boston.
  • Acción: Inscribirme con nombre falso en el congreso. El nombre falso va aparejado a la personalidad y vida de uno de mis pacientes que esta de viaje por Asia menor.

    • Resolución: Como he puesto más arriba, parece que os falta algo para poder enviar ese mensaje.
  • Acción: Investigar también al cura. De donde viene, orígenes y contactos conocidos, etc.

    • Resolución: Buscas referencias sobre el Reverendo Wilburn Steward. El reverendo llegó al pueblo de Elkland hace unos séis años. Según él mismo, venía de un pueblo rural de Louisiana, del que emigró porque su clima húmedo y caluroso le dañaba la salud. Poco más se sabe del hombre. Una carta enviada a Lacombe (Louisiana) dice que no saben nada del Reverendo, que desde hace 22 años tienen al mismo párroco. Vamos, que no le conocen de nada.
  • Acción: Investigar a nuestro sponsor y al viejo Jonathan para ver orígenes y puntos comunes.

    • Resolución:

      • Ernest Dockingshire es un conocido hombre de Arkham, y no cuesta mucho encontrar información sobre él. Su familia amasó su fortuna en el siglo XVII y XVIII con la pesca y la caza de ballenas, que luego diversificó con inversiones a lo largo del país (ferrocarriles, minas, alguna fábrica) y en el extranjero. Fue enviado a Reino Unido en 1889 para llevar los negocios de su familia en las islas, y permaneció allí hasta 1903. No se sabe mucho de aquella época, pero se comenta que volvió cambiado, enfermo, y que tuvo que pasar una temporada en un sanatorio para tratar unas extrañas fiebres tropicales. Tras aquellos años, sus actividades comerciales pasaron a su hermano, que es el que actualmente lleva las cuentas familiares. En los últimos años, se ha apartado de los actos sociales, y no se le ve mucho fuera de su mansión. Solo se sabe que vieja de vez en cuando a sitios que no comenta con nadie.

      • Jonathan Harker: Lo único que encontráis, y es pidiendo grandes favores, es un documento de inmigración, fechado en 1906, en el que se le permite la entrada al país, procedente de Reino Unido. Una búsqueda más exhaustiva te permite encontrar que un tal Jonathan Harker fue ingresado en el sanatorio de Nuestra Señora de los Desamparados, en Pensylvania, 1911, por alucionaciones, mania persecutoria y desconexión con la realidad. En 1914 se fugó del sanatorio. No tenéis manera de comprobar si ambos son la misma persona.

Jorge:

  • Acción: estudio todos los libros que recuperamos.

    • Resolución: Te dejo que te leas, a lo sumo, uno, y de los que están en ingles. Ya tiraremos la Cordura la próxima sesión.
  • Acción: Ayudo en lo posible con mis contactos “raritos” en temas de Ciencias ocultas, sobre todo con las notas en alemán antiguo (en la legión extranjera había colegas de todas las nacionalidades y credos, y en la Guayana ni te cuento….)

    • Resolución: Te pongo lo mismo que le he puesto a Carlos al respecto.
  • Acción: Investigo la sociedad histórica Atlántica

    • Resolución: De la Sociedad Atlántica de Historia solo encontráis una referencia en un documento oficial, en el que se anuncia su fundación en 1904, con sede social en la mansión de Ernest Dockingshire. En el texto, solo pone que el propósito de la Sociedad es el de “estrechar los lazos del viejo y el nuevo mundo para investigar e iluminar el camino.” Aunque preguntas por tus contactos, nadie sabe decirte nada más al respecto.
  • Acción: El recorte de periódico de dónde salió? Si lo conseguimos en el pueblo, se lo menciono al sr. Dockingshire para inscribirnos con una dirección “pantalla”

    • Resolución: Lo comentado más arriba.

Daniel

  • Acción: Leer detenidamente el texto ‘la invocación ritual’. Buscar información en bibliotecas, bibliofilos y gente del submundo del libro sobre el símbolo

  • Acción: tratar de hacerme una idea sobre qué tipo de gente podría tener una colección como la encontrada. A qué tipo de pirados nos enfrentamos?

  • Acción: mi PJ está basado, y yo lo imagino así, como Corso el protagonista de la Novena Puerta. Debería tener algún contacto con coleccionistas de libros antiguos, y ser conocido como ‘conseguidor de libros especiales’. Querría saber si estos libros pueden ser normales, infrecuentes, raros o alguno es un auténtico tesoro.

  • Acción: si puedo saber algo del tipo de personas interesadas en estos libros, ¿Sería factible relacionar a nuestro patrón con ellos?

  • Acción: si son excepcionales, me gustaría buscar comprador. Y si alguno es increiblemente especial, pondría en marcha una operación de falsificación de cara a quedarme el original y devolver al grupo una copia. Imagina a Corso llamando a secretarios de ricos coleccionistas, acudiendo a bibliotecas y librerías en la costa Este, moviéndose para aveeiguar lo que pueda de los libros, trapicheando e incluso creando espectativas en varios compradores. Esa es la idea general y dejo a tu imaginación lo que ocurre.

    Y… No sería un puntazo que llegara a la conclusión de que nuestro patrocinador o alguien cercano a él pueda estar más que interesado en el libro, y de ahí pudiera inferir una especie de marco general de la trama???


Published

Campaña: Hijos de un dios sin nombre

Category

rol

Tags

Contact